El hombre más obeso del mundo podrá ser operado en México tras perder 175 kilos.