¿Una hierba tóxica para curar la obesidad?