Los climas fríos reducen el riesgo de sufrir diabetes gestacional