Cambios en el estilo de vida ayudan a gestionar la diabetes