Perder peso remite la diabetes pero rara vez se logra