Los niños con obesidad comen la mitad de verduras, hortalizas y frutas recomendadas por semana