Fernando Fernández Galera

Hola, me llamo Fernando Fernández Galera, y tengo 25 años. Hace tres años me operé de cirugía bariátrica.

Fue una decisión muy difícil. No estaba seguro de que fuese la mejor solución, pero en cuanto hablé con el Doctor Ferrer no dudé ni un momento más, y he de decir que fue la mejor decisión que he tomado en toda mi vida.

Antes de operarme pesaba cerca de 160 kilos, lo que me impedía hacer una vida normal. No podía hacer cualquiera de las cosas que podían hacer todos mis amigos, iba con miedo a cualquier lugar al que mis amigos decidían ir porque no sabía ni si quiera si podría sentarme en las sillas del lugar.

Todo esto cambió el día que me operé. Mientras estuve en el hospital todo fue rodado, me trataron genial y cualquier problema que tenía, podía contar con cualquiera de los doctores para al menos resolverme las dudas. No solo profesionalmente, si no que me hicieron sentir un calor humano poco propio de los hospitales, y así era cada vez que volvía a la consulta. El Doctor Ferrer me hizo sentir que no era un paciente más, si no que era su “chiquitín” como cariñosamente me llamaba.

Perdí casi 70 kilos, pero todo lo que perdí de peso lo gané de confianza en mí mismo. Podía y me apetecía ir a cualquier lugar, empecé a hacer con total seguridad todo lo que tiempo atrás me daba pavor.

Pero lo mejor era que cuando entraba en cualquier lugar público, la gente no se volvía para mirarme, pasaba totalmente desapercibido, cosa que había deseado desde que engordé.

Solo me queda dar las gracias a todo el equipo y desearles tantísima suerte como me ha quedado a mi después de la operación.