Cambiar la alimentación, la actividad física y la conducta reduce la obesidad.